Historia

Historia

El Palacio de Deportes fue la primera instalación de la que dispuso el Ayuntamiento de Zaragoza que permitía un uso polivalente de actividad deportiva diaria, actividad deportiva de alto nivel y usos esporádicos para actividades no deportivas.

Ello hizo que durante la década de los ochenta fuera una instalación altamente utilizada en las tres facetas: hubo, y sigue habiendo, un importantísimo uso diario para actividades, tanto en la piscina cubierta como en la zona polideportiva.

Fue el escenario del deporte de alto nivel, especialmente en el caso del equipo de baloncesto de ACB, como, por sus características, de atletismo y gimnasia.

Y, por último, ahí tuvieron cabida un gran número de actuaciones musicales y de actos culturales de todo tipo, que requirieran una gran capacidad para participantes o espectadores.